Andrés Manuel de Macuspana, Primero de Su Nombre, Rey de los Mexicanos.

Ayer López rompió la caja, quemó lo que quedaba de la República, dio el tiro de gracia al orden constitucional y la división de poderes.

Alabado sea su majestad Andrés Manuel de Macuspana, Primero de Su Nombre, Rey de los Mexicanos y de los Pueblos Originarios, Señor de los 32 Estados y Protector de la Nación.

Nuestro monarca firmó un edicto real (memorándum, le llamó) en el que instruyó a sus súbditos y ministros hacer caso omiso de la Constitución. Ésta, desde ahora, es solo un compendio de sugerencias y buenos deseos, así como su Constitución Moral. La Ley Fundamental de nuestro país es y será su Soberana Voluntad; lo que se le hinchen los huevos, pues.

La orden real no tiene desperdicio. Aquí la inserto completa:

Desmenucemos:

Nuestra Alteza Serenísima del Ganso Cansado empieza, como siempre, echándole la culpa de todo a sus chivos expiatorios favoritos: los neoliberales, los extranjeros, los de arriba, la mafia en el poder, el pasado.

Después miente.  Dice que la reforma educativa no ha mejorado la calidad de la educación en el país, cuando todos los indicadores y mediciones objetivas demuestran lo contrario. Él, como es su costumbre real, tiene otros datos.

Se queja Nuestro Señor de que “este conjunto de modificaciones legales (fue) impuesto mediante actitudes autoritarias y recurriendo a campañas de descrédito” y procede a hacer justamente eso: dar un manotazo autoritario y recurrir a una campaña de descrédito.

George Orwell estaría orgulloso, me cae.

Nos aclara a los súbditos que, si bien todos somos iguales, hay unos más iguales que otros. Los menos iguales de los iguales son los maistros de la CNTE.

Nos hace saber que, como no le alcanzan los votos en el Congreso para hacer lo que le da su regalada gana, entonces de todas formas va a hacer su regalada gana porque ni modo de que no lo haga.

Él no es el florero. Él es quien manda aquí. Faltaba más.

Remata su edicto citando a San Benito de Juárez “nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho” dice al cierre. Nos recuerda así que a ese prócer de la Patria nada le importaba más que el derecho y la ley, excepto el acabar con sus enemigos. Maximiliano y Miramon murieron fusilados, ¿sabía usted?

La otra máxima de San Benito de Juárez era: “No te metas con mi cucú o te parto la madre“, mejor conocida por su versión para toda familia: “El respeto al derecho ajeno es la paz“.

En toda, TODA, la historia del PRIAN nunca ningún Presidente tuvo el descaro de emitir un memorándum ordenando se ignore la Constitución.

¿Es éste el Cambio Verdadero? ¿Neta? ¿Todavía es uno honor estar con Obrador? ¿Dónde está la izquierda que dio sangre y vidas luchando justo en contra de esto?

Esta ahí, junto a Pablo Gómez, lamiendo la bota del dictador. Pablo Gómez, el que ha hecho una vida y milagro de decir que participó en el movimiento del 68. El que ha usufructuado la muerte a ráfaga y bala de sus amigos que dice y dice y dice haber presenciado. Ese Pablo Gómez.

¿Qué sigue? ¿Otro memorándum ordenando que se ignore las suspensiones en un amparo? Mmm. Qué conveniente habría sido uno de esos cuando El Encino, ¿no?

El asunto no es menor ni se limita a los maestros, la educación pública, la CNTE.

No. Esto es una probadita de lo que está por venir.

En otro texto escribí sobre la dictadura que teje el Peje. El tejido está completo. La dictadura es ya una realidad.

Cuando nos despertamos, el dinosaurio no solo seguía ahí. Era un Tirano-sauro Rex que rugía gustoso mientras sus rémoras lamían sus huevos y nos preguntaban “… y dónde estabas tu cuando ___(agregue aquí la pendejada del pasado de su preferencia)___ …”.

Estaba aqui mismo, chairo. Dando la batalla que tu ya abandonaste.

La Constitución no es solo un libro de hueva lleno de leyes que recitamos en la clase de civismo y que nadie entiende ni vuelve a leer.

La Constitución es, fundamentalmente, lo único que protege a los ciudadanos de los excesos del poder.

La Constitución nos da derecho a pensar y decir lo que queramos, a llevar la fe que nos convenza, a que no nos encarcelen o confisquen nuestros bienes arbitrariamente, sin juicio, sin razón.

Sin ella, no somos ciudadanos, somos súbditos, ciervos, del Tlatoani que se siente en la Silla del Aguila y sus esbirros.

Cuando el Presidente emite un memorandum que instruye a las autoridades a ignorar la Constitución, tu y yo, los ciudadanos de a pie, nos quedamos sin escudo, sin defensa.

Hoy es la reforma educativa. ¿Mañana? Mañana viene la libertad de prensa. Ya nos lo advirtió: “si se pasan ya saben lo que les pasa“. Pasado mañana será la propiedad privada. La próxima semana será la garantía de audiencia antes de ir a la cárcel.

Así, entre memoranda, aplausos y porras de los solovinos oportunistas apologistas del régimen es como muere la democracia.

Para los que dicen “México no es Venezuela“, ayer México dio el primer paso para ser Venezuela, el mismo paso que dio Venezuela cuando decía que Venezuela no era Cuba, el mismo paso que dio Cuba cuando decía que Cuba no era la Unión Soviética.

Ese paso.

El paso del dictador y sus apologistas.

 

Sobre el Autor Alberto Mansur

Abogado litigante en derecho mercantil y civil. Llevo pleitos de negocios. Autor de #LoQueMataNoEsLaBala. Dueño del #PrietitoEnElArroz. Lavo y plancho ajeno.

4 comentarios

  1. “Si pública es la mujer
    que por puta es conocida,
    república viene a ser
    la puta más corrompida.
    Y siguiendo el parecer
    de esta lógica absoluta,
    todo aquel que se reputa
    de la República hijo,
    debe ser, a punto fijo,
    un grandísimo hijueputa.”

    Clímaco Soto Borda

  2. Esta es la mayor oportunidad para cubrir un rezago histórico. Nosotros la sociedad civil, nosotros los que pudimos estudiar y prepararnos, tenemos ahora la oportunidad y la obligación de participar. De opinar y actuar. ¡Hagámoslo !

  3. Desgraciadamente las personas que no nos tragamos sus choros no estamos organizados somos trabajadores, no mantenidos ni rateros. Así que antes de que este señor siga algo debemos hacer por el bien de nuestros hijos. Además me preocupa que EU y Canadá lo dejen sin ningún problema acabar con nuestro México será q lo quieren para ellos pero mal?

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: